sábado, 9 de agosto de 2008

Vacas para los niños

La vaca estudiosa (María Elena Walsh)




La vaca llorona (Gloria Fuertes)








El segundo domingo de agosto se celebra el Día del Niño y, aunque no olvidamos su aspecto mercantil, es una buena excusa para sonreír y dejarnos llevar por ese niño que todos tenemos dentro.
Para colmo este día del Niño es el broche de las vacaciones de invierno, y lo de las vacaciones, así como traído de los pelos, nos ha hecho recordar a aquella vaca de Humahuaca que quería estudiar, aunque fuera una abuelita y estuviera un poco sorda.
Y una vaca sola se aburriría, así que nos acordamos de otra vaca que da bastante pena, por lo solita que se ha quedado.
La primera vaca, la estudiosa que procede de Humahuaca se la debemos a María Elena Walsh, la otra vaca, la que vino a hacerle compañía, la llorona, es de Gloria Fuertes.

Y, como siempre, también puedes leer las poesías tal como fueron escritas:


La vaca estudiosa
Había una vez una vaca
en la Quebrada de Humahuaca.
Como era muy vieja,
muy vieja, estaba sorda de una oreja.
Y a pesar de que ya era abuela
un día quiso ir a la escuela.
Se puso unos zapatos rojos,
guantes de tul y un par de anteojos.
La vio la maestra asustada
y dijo: - Estas equivocada.
Y la vaca le respondió:
¿Por qué no puedo estudiar yo?
La vaca, vestida de blanco,
se acomodó en el primer banco.
Los chicos tirábamos tiza
y nos moríamos de risa.
La gente se fue muy curiosa
a ver a la vaca estudiosa.
La gente llegaba en camiones,
en bicicletas y en aviones.
Y como el bochinche aumentaba
en la escuela nadie estudiaba.
La vaca, de pie en un rincón,
rumiaba sola la lección.
Un día toditos los chicos
se convirtieron en borricos.
Y en ese lugar de Humahuacala
única sabia fue la vaca.

La vaca llorona
La vaca está triste,
muge lastimera,
ni duerme, ni bebe
ni pasta en la hierba.
La vaca está triste,
porque a su chotito
se lo han llevado
los carniceros
al mercado.
Está tan delgada,
la vaca de Elena,
que en vez de dar leche,
da pena.

No hay comentarios: