sábado, 16 de agosto de 2008

A la divina proporción de Rafael Alberti



Alberti, además de un excelente poeta, fue también un esplendido pintor. Sus dibujos destacan por el uso de la linea, una línea curva que completa espacios planos, llenos de color. La pintura fue, en realidad, su primer gran amor, que nunca dejó y que, de hecho, llevó incluso a su estilo poético: su poesía está llena de la misma luz y el mismo color que sus dibujos.

A LA DIVINA PROPORCIÓN
A ti, maravillosa disciplina,
media, extrema razón de la hermosura,
que claramente acata la clausura
viva en la malla de tu ley divina.
A ti, cárcel feliz de la retina,
áurea sección, celeste cuadratura.
Misteriosa fontana de mesura
que el Universo armónico origina.
A ti, mar de los sueños angulares,
flor de las cinco formas regulares,
dodecaedro azul, arco sonoro.
Luces por alas un compás ardiente.
Tu canto es una esfera transparente
A ti, divina proporción de oro.

No hay comentarios: