miércoles, 6 de agosto de 2008

Llegando a García Lorca con pictogramas

El lagarto está llorando
(Federico García Lorca)










Para empezar a leer (y más): cuentos con pictogramas.

Si hay algo que les gusta a los más pequeños es que los mayores les cuenten cuentos. Es su primer acercamiento a la lectura: le llegan las letras a través de los que ya saben y así explorarán nuevos mundos.
Luego, llegará la lectura individual, el descubrimiento sin que nadie los apuntale: en cada palabra, una isla de un gran archipiélago. Pero, antes de esto, podemos ayudarles a descubrir ellos solos y una de las formas que tenemos es proporcionarles cuentos con pictogramas.
Los pictogramas son dibujos que sustituyen a una palabra en la narración, normalmente es un sustantivo, pero puede ser también un adjetivo, una acción…
Seguramente todos hemos visto ya cuentos con pictogramas, no me propongo por eso explicarles cómo son, sino para qué nos puede servir y cómo los podemos usar con fines didácticos.

Para seguir leyendo el artículo sobre los pictogramas y su valor didáctico y el poema de García Lorca:


Lo primero que vamos a hacer con estos cuentos es dejar que ellos vean los ‘dibujitos’, es decir los pictogramas, hacerles preguntas sobre ellos, qué pueden significar, ayudarles a encontrar el significado (algunos de estos libros vienen con un ‘traductor’, otros son tan simples que no lo necesitan). Una vez que ya sepan lo que significa cada pictograma, empezaremos a leer con ellos, nosotros leeremos (si ellos aún no saben hacerlo) el antes y el después del pictograma, haremos una pausa sobre el dibujo para que ellos digan qué representa. Será, si se quiere, una lectura a dos voces. Poco a poco nos van a ir preguntando también cómo se lee esta o aquella letra, pero, según la edad, tampoco es necesario pedirles tanto.
Para chicos que ya están inmersos en la lectoescritura se puede llegar más lejos, pidiéndoles que ellos mismos se inventen un cuento con pictogramas, que lo escriban y los dibujen.
(Este artículo lo publiqué en www.eliceo.com)

Si queréis leer el poema original:

EL LAGARTO ESTÁ LLORANDO

El lagarto está llorando.
La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta
con delantalitos blancos.
Han perdido sin querer
su anillo de desposados.
¡Ay, su anillito de plomo,
ay, su anillito plomado!
Un cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros.
El sol, capitán redondo,
lleva un chaleco de raso.
¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos!
¡Ay cómo lloran y lloran, ¡ay!,
¡ ay!, cómo están llorando!

No hay comentarios: